Autopsia a las trincheras de Babia

FULGENCIO FERNÁNDEZ, LA NUEVA CRÓNICA

07/08/2020

El Regañón, un paraje de Torrestío, ha sido objeto de una excavación de sus restos de la guerra civil llevada a cabo por el Equipo de Investigación de Historia y Memoria Contemporánea de la Universidad de León, con más que interesantes hallazgos que «también podrían dinamizar la zona»

«Esta primera intervención no solo servirá para ahondar en el estudio del Frente Norte en la provincia de León, sino que además tendrá por objeto poner en valor los restos patrimoniales de la contienda y que éstos actúen como elemento dinamizador en la comarca de Babia». Esta frase es, por decirlo de alguna manera, el párrafo final que resume un trabajo, el que han llevado a cabo un grupo de investigadores de la Universidad de León, dentro de la I Campaña de Excavación arqueológica de las trincheras de El Regañón, de la localidad de Torrestío en el municipio de San Emiliano. Los participantes en la excavación son miembros del Equipo de Investigación de Historia y Memoria Contemporánea (HISMECON) de la ULE.

No era la finalidad del trabajo, sino una consecuencia, indagar en el potencial turístico de Babia, lo que pretende la excavación es, por una parte, «definir con precisión el uso de las diferentes estructuras militares y su relación geostratégica en la defensa del Puerto Ventana como acceso al valle asturiano de Teverga»; y una segunda intención en base a los hallazgos es la de «comprender cómo era la vida en las trincheras durante la Guerra Civil a través de los vestigios materiales hallados, los cuales permitirán obtener información relativa a las condiciones de vida de los combatientes, material bélico utilizado o redes logísticas de abastecimiento, entre otros aspectos».

Pero un valor añadido sería, precisamente, «la puesta en valor no solo de estos hallazgos sino de las propias estructuras en las que han trabajado; en este caso, el enclave de El Regañón, «un conjunto de trincheras y parapetos de la Guerra Civil española situado en un cordal de riscos rocosos próximos al núcleo de Torrestío; con suficiente atractivo para realizar una visita al lugar».

Sí parece que vayan a trabajar en esta dirección pues hasta la excavación se acercó el alcalde de San Emiliano, Barriada, que antes se había puesto en contacto con los investigadores para que realizaran estos trabajos y ha aportado financiación a este proyecto.

Durante una semana, los trabajos comenzaron el pasado día 3 de agosto, el arqueólogo leonés Javier Llamazares está dirigiendo esta intervención arqueológica en la que participan profesores del área de Historia Contemporánea y varios estudiantes del Grado de Historia de la Universidad de León.

Llamazares señala que «las prospecciones previas han aportado material muy interesante». Y explica cómo a partir de los hallazgos se pueden conocer aspectos de la contienda. «Encontramos vainas de calibre 8 x 50 R milímetros para fusil de repetición austriaco Mannlicher Mod. 88/93 cuyo estudio preliminar fue muy revelador, ya que el marcaje conservado de una de ellas situaba su producción en una fábrica austríaca en el año 1918, lo cual planteó un uso de material armamentístico obsoleto de la I Guerra Mundial por parte del bando republicano, acantonado en la zona objeto de intervención».

Otros hallazgos fueron, por ejemplo, «una moneda de diez céntimos de peseta del Gobierno Provisional de 1820» o un peine de fusil Mauser, en el que se puede leer su procedencia, México, «lo que atestigua la ayuda de México al bando republicano, como ya se conocía por la cercanía de Lázaro Cárdenas» pero allí aparece claramente documentado. En definitiva, la capacidad de leer allí donde parece que no hay nada escrito.

La Universidad de León excava por primera vez las trincheras de la Guerra Civil de El Regañón, en Babia

ILEON

06/08/2020

El Equipo de Investigación de Historia y Memoria Contemporánea (Hismecon) de la Universidad de León inició el 3 de agosto la I campaña de excavación arqueológica en el enclave de El Regañón, un conjunto de trincheras y parapetos de la Guerra Civil española situado en un cordal de riscos rocosos próximos al núcleo de Torrestío, en el término municipal de San Emiliano.

El objetivo de la excavación es doble. Por una parte, definir con precisión el uso de las diferentes estructuras militares y su relación geostratégica en la defensa del Puerto Ventana como acceso al valle asturiano de Teverga; y por otra parte comprender cómo era la vida en las trincheras durante la Guerra Civil a través de los vestigios materiales hallados, los cuales permitirán obtener información relativa a las condiciones de vida de los combatientes, material bélico utilizado o redes logísticas de abastecimiento, entre otros aspectos.

Durante una semana, el arqueólogo Javier Llamazares está dirigiendo la intervención arqueológica en la que participan profesores del área de Historia Contemporánea y varios estudiantes del Grado de Historia de la Universidad de León, la cual cuenta con la financiación del Ayuntamiento de San Emiliano.

Las prospecciones previas han aportado material muy interesante como vainas de calibre 8 x 50 R mm para fusil de repetición austriaco Mannlicher Mod. 88/93 cuyo estudio preliminar fue muy revelador, ya que el marcaje conservado de una de ellas situaba su producción en una fábrica austríaca en el año 1918, lo cual planteó un uso de material armamentístico obsoleto de la I Guerra Mundial por parte del bando republicano acantonado en la zona objeto de intervención. Así mismo, se documentó una moneda de diez céntimos de peseta del Gobierno Provisional de 1820.

Esta primera intervención no solo servirá para ahondar en el estudio del Frente Norte en la provincia de León, sino que además tendrá por objeto poner en valor los restos patrimoniales de la contienda y que éstos actúen como elemento dinamizador en la comarca de Babia.

Enlace a la noticia completa

Las huellas del pasado en el patrimonio bélico de León

R. ÁLVAREZ, ABC

22/07/2020

La Guerra Civil dejó una huella física en la provincia leonesa que a día de hoy todavía perdura. Las fortificaciones y trincheras construidas por ambos bandos «resisten» principalmente en las zonas de montaña (en diferente estado de conservación) como un recordatorio de lo que fue la contienda. La Universidad de León (ULE) se ha fijado en ellas y, gracias al apoyo económico otorgado en 2019 -y renovado en 2020- por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, el Grupo de Investigación Historia y Memoria Contemporánea (Hismecon) está desarrollando desde el año pasado un proyecto con dos objetivos claros: aumentar el conocimiento de lo que fue esta batalla para la provincia y poner en valor el patrimonio bélico inventariado y analizado.

En 2019 el estudio se centró en la comarca de Babia, donde se contabilizaron 60 fortificaciones o trincheras con un presupuesto para ese ejercicio de 7.994 euros. Y en 2020, según el director de este equipo multidisciplinar de investigadores, el profesor Javier Rodríguez, del Departamento de Historia de la ULE, la Junta les ha concedido 7.986 euros para seguir adelante, en este caso en la comarca de Laciana. «El objetivo es dar continuidad a este trabajo y a ser posible conseguir más financiación que nos permita contar con más recursos. Si tenemos presupuesto nos gustaría, por ejemplo, completar el trabajo con una pequeña excavación con técnicas que no dañen las fortificaciones y que nos puedan dar incluso más datos», señala.

Con todo ello, «además de contribuir al mejor conocimiento histórico de la Guerra Civil», la intención -dice- es «promover que se conserven estos restos patrimoniales y su aprovechamiento, por ejemplo para la creación de aulas didácticas, espacios musealizados, rutas con paneles que señalicen esos enclaves… Tienen un gran potencial desde el punto de vista del conocimiento, de la investigación, pero también turístico», señala.

En buen estado

Además, Javier Rodríguez incide en que el estado de conservación de estas fortificaciones (trincheras, galerías, casetas, búnkeres…) es «aceptable y en ocasiones realmente bueno». Muchas están rodeadas de maleza, pero al estar ubicadas en lugares protegidos y zonas elevadas, en algún caso a una altitud que ronda los 2.000 metros, se mantienen bastante enteras.

En el desarrollo de este proyecto están colaborando humanistas, documentalistas y profesionales de la edición electrónica, la informática y la cartografía (Eloy Algorri García, Miguel Álvarez García, María Luisa Alvite Díez, Leticia Barrionuevo Almuzara, José Luis García Lorenzo, Beatriz García Prieto, Javier Llamazares González, Paloma Morán González, Javier Revilla Casado, Sergio Alberto Peña Pérez, Ignacio Prieto Sarro, Ana Cristina Rodríguez Guerra, Armando Ruiz Campo), que abordan esta etapa de la historia bajo el prisma de las Humanidades Digitales (HD).

Hasta el momento, el modelo de trabajo seguido en la comarca de Babia arrancó con una prospección del área de estudio para localizar las estructuras militares de la Guerra Civil. Posteriormente se procedió a la topografía de los enclaves documentados más relevantes y, gracias a utilización de drones, se obtuvieron fotografías cenitales y vídeos de las fortificaciones. Además se diseñaron dos bases de datos interrelacionadas que permiten el almacenamiento y gestión de la información; recogiéndose exhaustivamente aspectos descriptivos, cronológicos y de geolocalización, incorporando mapas, fotografías, ortofotografías, fotografías aéreas y vídeos.

Enlace a la noticia completa

«La munición republicana en León era antigua, mal conservada»

FULGENCIO FERNÁNDEZ, LA NUEVA CRÓNICA

02/08/2020

Javier Llamazares, arqueólogo y graduado en Historia, ha realizado una investigación sobre las fortificaciones de la Guerra Civil en León en la que llega a conclusiones tan novedosas como el contraste entre el armamento utilizado en ambos bandos o la calidad del material bélico

El investigador que lee en las trincheras o los búnker, en cualquier lugar que aún aparezcan restos de la guerra civil española, podría decirse del joven arqueólogo leonés Javier Llamazares González, graduado en Historia y miembro del equipo de investigación que desde el año 2019 desarrolla el proyecto ‘Investigación de las Fortificaciones de la Guerra Civil en la provincia de León’, una de las líneas de investigación que desarrolla HISMECON (Equipo de Historia y Memoria Contemporánea) de la Universidad de León.

Y en esos restos ‘ha leído’ historias singulares este leonés, postgraduado en Evolución Humana por la Universidad de Burgos en 2018, relacionadas fundamentalmente en el Frente Norte. Señala Llamazares sobre su trabajo que «la arqueología de la Guerra Civil se halla plenamente consolidada en España, dentro de la Arqueología de los campos de batalla, una rama de la Arqueología militar cuyo origen se remonta a la investigación del escenario de la contienda de Little Bighorn (Montana, EEUU) en 1983; una disciplina tiene por objetivo el estudio de los procesos bélicos a partir de los restos arqueológicos hallados en los escenarios dónde estos se desarrollaron». Y así analizan información relativa a las condiciones de vida de los combatientes, material bélico utilizado o redes logísticas de abastecimiento, por ejemplo.

Participó Llamazares con este equipo de HISMECON en el estudio de la vida en las trincheras de la comarca de Babia y en este 2020 lo hará en Laciana. «Hemos podido identificar centenares de restos materiales, parte de ellos atribuidos inequívocamente a la contienda. El más numeroso de éstos es el de la cartuchería metálica empleada por las diferentes tropas durante la contienda», señala el investigador, quien explica que restos nos «han permitido conocer la procedencia de la munición utilizada por cada facción, para así poder determinar el grado de importancia de los suministros internacionales durante el conflicto; y las fechas de fabricación de las mismas, lo cual ha proporcionado información relativa a la calidad del material bélico empleado, estableciendo si se trataba de equipamiento nuevo o, por el contrario, era remanente de conflictos anteriores».

Y sobre la base de estos hallazgos desvela Javier Llamazares que «se observa un fuerte contraste entre el armamento utilizado por un bando u otro». Y al analizarlo explica: «En el caso del bando sublevado, la munición es muy homogénea, con calibres para fusiles de repetición tipo Mauser con sistema de cerrojo. En cuanto, a los apoyos internacionales para el suministro de cartuchería, destaca en la zona de estudio el elevadísimo apoyo de la Alemania Nazi, con un 80% de la munición hallada, siendo el 20% procedente de fábricas nacionales como la Pirotecnia de Sevilla o la Fábrica Nacional de Toledo».

El alto porcentaje de cartuchos alemanes parece guardar relación, según Llamazares, «con el envío antes de noviembre de 1936 de 21.010.000 cartuchos de 7,92 mm. enviados por medio de la Legión Cóndor, con base en la Virgen del Camino. En cuanto a los años de producción de los cartuchos, más de la mitad destacan por ser del estallido de la contienda o del transcurso de ésta».

Un panorama diferente es el que dibuja al hablar de la munición analizada en el bando republicano. «En este caso se caracteriza por ser heterogénea, anticuada, desgastada y mal conservada. En la zona de estudio se han documentado hasta el momento hasta cinco calibres diferentes, lo cual hace pensar en las dificultades logísticas que padeció el bando republicano a la hora de proveerse de este tipo de material». También es muy diferente el panorama al analizar los apoyos internacionales. «Destaca la presencia de cartuchos mexicanos producidos en la Fábrica Nacional de Cartuchería, como parte del apoyo que el presidente Lázaro Cárdenas brindo a la República española, ya que éste vio la lucha en España como un reflejo de la revolución que el propio México había padecido en los años 20. Así mismo, la munición para los fusiles franceses Lebel, los británicos Lee-Enfield o los austrohúngaros Mannlicher, llegó, en parte, como apoyo de la URSS al Ejército Popular enviados en navíos entre el 1 de noviembre de 1936 y el 25 de marzo de 1937 a los puertos de Bilbao y Santander. En cuanto a los años de producción de los cartuchos, destaca la alta proporción de los mismos que son remanentes de la I Guerra Mundial».

También las granadas o fragmentos de las mismas han sido objeto de análisis en el estudio de Javier Llamazares, quien señala: «En enclaves del bando sublevado se han podido identificar varios restos de la granada Laffite Modelo 1921, granada reglamentaria en 1936 de tipo “ofensivo”. En cambio, en los emplazamientos republicanos se ha podido constatar la presencia de granadas de mano artesanales del tipo ‘piña asturiana’ de mecha fabricadas en La Felguera (Asturias). Éstas eran clasificadas como de tipo defensivo» .

Por último, y no menos significativo para Javier Llamazares, destaca «el hallazgo de un gran fragmento de proyectil de Mortero Valero 81 mm en uno de los enclaves del bando sublevado situado en el término municipal de San Emiliano, lo que parece indicar que sufrió cierta intensidad bélica por parte del Ejército Popular».

Para Llamazares esta investigación, aún abierta en la comarca de Laciana, supone un primer acercamiento al estudio del armamento utilizado por ambas facciones durante la contienda en el Frente Norte».

Enlace a la noticia completa

Heridas de guerra sobre el paisaje

AGRUPACIÓN LEONESA DE MÉXICO, A. C.

03/06/2020

Un equipo multidisciplinar del Grupo de Investigación Hismecon de la ULE ha realizado un estudio topográfico y fotografiado con drones fortificaciones de la Guerra Civil en la comarca de Babia.

El rastro de la guerra sobre el paisaje es un silencio de bombas. Desde un dron es toda una explicación del terreno. Enclaves estratégicos abandonados. Y es explicar la historia en el lugar de los hechos, sin testigos, solo con las heridas del tiempo, trincheras que no sirven pero resultan infinitas. El estudio arroja más información y, como en otros lugares, cobra el valor de la lección de historia, la revalorización de una comarca, como la de Babia, y que como en otros lugares y países se convierte en un atractivo para cualquiera que tenga un mínimo de curiosidad por conocer dónde pasó un acontecimiento como una guerra. Algo así como que para aprender de la historia no está de más sabérsela un poco.

El Grupo de Investigación Historia y Memoria Contemporánea (Hismecon) de la Universidad de León ha realizado un proyecto de investigación, financiado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, sobre las estructuras militares de la Guerra Civil en la comarca de Babia, que ha posibilitado inventariar 60 fortificaciones o trincheras a través de un equipo multidisciplinar dirigido por el profesor Javier Rodríguez, del Departamento de Historia de la ULE, y bajo el prisma de las humanidades digitales.

Fortificaciones de la Guerra Civil en la provincia de León es el título del proyecto cuyos resultados obtenidos son novedosos para el estudio de la Guerra Civil, ya que contribuye a un mayor conocimiento del conflicto y aporta datos inéditos de cara a la conservación y puesta en valor del patrimonio bélico de la provincia de León. La colaboración de humanistas, documentalistas y profesionales de la edición electrónica, la informática y la cartografía deja constancia, a través de esta investigación, de la apertura a una nueva manera de crear conocimiento y divulgarlo bajo el prisma de las Humanidades Digitales.

En el desarrollo de este proyecto se ha realizado una prospección del área de estudio para localizar las estructuras militares de la Guerra Civil, posteriormente el Servicio de Cartografía de la ULE procedió a la topografía de los enclaves documentados más relevantes, y gracias a utilización de drones se obtuvieron fotografías cenitales y videos de las fortificaciones. Además, el equipo diseñó dos bases de datos interrelacionadas que permiten el almacenamiento y gestión de la información que aglutina con detalle aspectos descriptivos, cronológicos y de geolocalización, incorporando mapas, fotografías, ortofotografías, fotografías aéreas y videos.

Así, el director de este proyecto de investigación detalla que «entre 1936 y 1939 existió un frente de guerra a lo largo de la franja septentrional de la provincia de León desde julio de 1936 hasta octubre de 1937, cuando el bando sublevado obtuvo la victoria definitiva en la cornisa cantábrica con la ocupación de Asturias. «En ese período, tanto franquistas como republicanos desarrollaron distintos trabajos de acondicionamiento de puntos dominantes del territorio con objetivos militares, y actualmente subsisten vestigios de la mayor parte de estas construcciones. El estudio recoge un inventario de fortificaciones que pone en valor el patrimonio bélico de la comarca de Babia». En la investigación participaron Eloy Algorri, doctor en Patrimonio; María Luisa Alvite, Área de Biblioteconomía y Documentación; Leticia Barrionuevo, Biblioteca; José Luis García, Beatriz García, Área de Historia Contemporánea; Javier Llamazares, Paloma Morán, Javier Revilla, Área de Historia Contemporánea; Ignacio Prieto, Sergio Peña, Miguel Álvarez, Cartografía; Ana Cristina Rodríguez, Doctoranda, y Armando Ruiz, Departamento de Historia.

Enlace a la noticia completa

Una investigación de la ULE valoriza el patrimonio bélico de la comarca de Babia al inventariar 60 fortificaciones

UNIVERSIDAD DE LEÓN

22/05/2020

Una investigación de la ULE valoriza el patrimonio bélico de la comarca de Babia al inventariar 60 fortificaciones

Un equipo multidisciplinar del Grupo de Investigación HISMECON de la ULE ha realizado un estudio topográfico y ha fotografiado con drones las fortificaciones de la Guerra Civil en esta comarca para aportar un mejor conocimiento histórico. El proyecto ha sido financiado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León. 

El Grupo de Investigación Historia y Memoria Contemporánea (HISMECON) de la ULE ha realizado un proyecto de investigación –financiado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León- sobre las estructuras militares de la Guerra Civil en la comarca de Babia, que ha posibilitado inventariar 60 fortificaciones o trincheras a través de un equipo multidisciplinar dirigido por el profesor Javier Rodríguez, del Departamento de Historia de la ULE, y bajo el prisma de las humanidades digitales. 

‘Fortificaciones de la Guerra Civil en la provincia de León’ es el título del proyecto cuyos resultados obtenidos son novedosos para el estudio de la Guerra Civil, ya que contribuye a un mayor conocimiento del conflicto y aporta datos inéditos de cara a la conservación y puesta en valor del patrimonio bélico de la provincia de León. La colaboración de humanistas, documentalistas y profesionales de la edición electrónica, la informática y la cartografía deja constancia, a través de esta investigación, de la apertura a una nueva manera de crear conocimiento y divulgarlo bajo el prisma de las Humanidades Digitales (HD).

En el desarrollo de este proyecto se ha realizado una prospección del área de estudio para localizar las estructuras militares de la Guerra Civil, posteriormente el Servicio de Cartografía de la ULE procedió a la topografía de los enclaves documentados más relevantes, y gracias a utilización de drones se obtuvieron  fotografías cenitales y vídeos de las fortificaciones. Además, el equipo diseñó dos bases de datos interrelacionadas que permiten el almacenamiento y gestión de la información que aglutina con detalle aspectos descriptivos, cronológicos y de geolocalización, incorporando mapas, fotografías, ortofotografías, fotografías aéreas y vídeos.

RECURSO ECONÓMICO Y DINAMIZADOR

El director de este proyecto de investigación detalla que entre 1936 y 1939 existió un frente de guerra a lo largo de la franja septentrional de la provincia de León desde julio de 1936 hasta octubre de 1937, cuando el bando sublevado obtuvo la victoria definitiva en la cornisa cantábrica con la ocupación de Asturias. “En ese período, tanto franquistas como republicanos desarrollaron distintos trabajos de acondicionamiento de puntos dominantes del territorio con objetivos militares, y actualmente subsisten vestigios de la mayor parte de estas construcciones. El estudio recoge un inventario de fortificaciones que pone en valor el patrimonio bélico de la comarca de Babia”.

En esta investigación han participado Eloy Algorri, Doctor en Patrimonio, María Luisa Alvite (Área de Biblioteconomía y Documentación), Leticia Barrionuevo (Bbilioteca Central), José Luis García, Beatriz García, Javier Llamazares, Paloma Morán, y Javier Revilla (Área de Historia Contemporánea), Ignacio Prieto, Sergio Peña, Miguel Álvarez (Cartografía), Ana Cristina Rodríguez, Doctoranda, y Armando Ruiz, Departamento de Historia.

Gracias a la composición multidisciplinar del grupo de investigadores, a la rigurosidad en el trabajo desarrollado y a la financiación otorgada por la Junta de Castilla y León, los miembros de HISMECON (Historia y Memoria Contemporánea) han podido desarrollar esta investigación, cuyo contenido forma parte de un estudio científico más amplio de las estructuras militares de la Guerra Civil en la provincia de León.

Javier Rodríguez considera que esta investigación no solo aporta un mayor y mejor conocimiento histórico del desarrollo de la Guerra Civil, sino que además influye “en la conservación de los restos patrimoniales y en una puesta en valor del turismo arqueológico y militar, convirtiéndolo en un elemento de desarrollo provincial de primer orden”. En este sentido, la documentación de bienes inmuebles (casetas, trincheras, galerías…), de bienes muebles (munición y elementos recogidos en superficie), y bienes inmateriales como la existencia de testimonios orales hacen necesario profundizar en el estudio interdisciplinar del Frente Norte. “la recopilación de este conjunto patrimonial –mantiene Javier Rodríguez- lleva a valorar un futuro aprovechamiento turístico mediante rutas señalizadas, espacios musealizados e incluso dar a conocer los vestigios de la Guerra Civil española en la zona mediante paneles maquetas o proyecciones audiovisuales. El auge del turismo bélico puede aportar a la comarca de Babia en concreto y a la provincia de León en general un recurso económico y dinamizador, complementario a otros y beneficioso por tanto para esta zona”.

EL FACTOR EXPONENCIAL DE LAS HUMANIDADES DIGITALES

Es importante destacar que en este proyecto ha abordado la investigación desde el marco de las Humanidades Digitales (HD), con el fin de fortalecer una larga línea de trabajo sustentada en métodos clásicos de investigación histórica. Las herramientas digitales permiten nuevas maneras de crear conocimiento y difundirlo “por eso creemos que ha llegado el momento de incorporar herramientas tecnológicas que redunden en análisis más complejos y exhaustivos”, explica Javier Rodríguez quien además considera que su empleo lleva a formular nuevas preguntas de investigación, realizar nuevos análisis, plantear otras formas de visualización y difusión de los resultados”.

Enlace a la noticia completa

Una investigación de la Universidad de León descubre 60 trincheras de la Guerra Civil en Babia

iLEÓN

22/05/2020

Una investigación de la Universidad de León descubre 60 trincheras de la Guerra Civil en Babia

El Grupo de Investigación Historia y Memoria Contemporánea (Hismecon) de la Universidad de León ha llevado a cabo un proyecto de investigación, con financiación de la Consejería de Cultura y Turismo, sobre las estructuras militares de la Guerra Civil en la comarca de Babia, que ha posibilitado inventariar 60 fortificaciones o trincheras a través de un equipo multidisciplinar dirigido por el profesor Javier Rodríguez del Departamento de Historia y bajo el prisma de las humanidades digitales.

‘Fortificaciones de la Guerra Civil en la provincia de León’ es el título del proyecto cuyos resultados son novedosos, ya que contribuye a un mayor conocimiento del conflicto y aporta datos inéditos de cara a la conservación y puesta en valor del patrimonio bélico leonés. La colaboración de humanistas, documentalistas y profesionales de la edición electrónica, la informática y la cartografía deja constancia, a través de esta investigación, de la apertura a una nueva manera de crear conocimiento y divulgarlo bajo el prisma de las Humanidades Digitales (HD).

En el desarrollo de este proyecto se ha realizado una prospección del área de estudio para localizar las estructuras militares de la Guerra Civil; posteriormente el Servicio de Cartografía de la ULE procedió a la topografía de los enclaves documentados más relevantes y gracias a utilización de drones se obtuvieron fotografías cenitales y vídeos de las fortificaciones. Además, el equipo diseñó dos bases de datos interrelacionadas que permiten el almacenamiento y gestión de la información que aglutina con detalle aspectos descriptivos, cronológicos y de geolocalización, incorporando mapas, fotografías, ortofotografías, fotografías aéreas y vídeos.

Recurso dinamizador

El director de este proyecto de investigación detalla que entre 1936 y 1939 existió un frente de guerra a lo largo de la franja septentrional de la provincia de León desde julio de 1936 hasta octubre de 1937, cuando el bando sublevado obtuvo la victoria definitiva en la cornisa cantábrica con la ocupación de Asturias. «En ese período, tanto franquistas como republicanos desarrollaron distintos trabajos de acondicionamiento de puntos dominantes del territorio con objetivos militares, y actualmente subsisten vestigios de la mayor parte de estas construcciones. El estudio recoge un inventario de fortificaciones que pone en valor el patrimonio bélico de la comarca de Babia», apunta.

Javier Rodríguez considera que esta investigación no sólo aporta un mayor y mejor conocimiento histórico del desarrollo de la Guerra Civil, sino que además influye «en la conservación de los restos patrimoniales y en una puesta en valor del turismo arqueológico y militar, convirtiéndolo en un elemento de desarrollo provincial de primer orden». En este sentido, la documentación de bienes inmuebles (casetas, trincheras, galerías), de bienes muebles (munición y elementos recogidos en superficie), y bienes inmateriales como la existencia de testimonios orales hacen necesario profundizar en el estudio interdisciplinar del Frente Norte.

La recopilación de este conjunto patrimonial –mantiene Javier Rodríguez- lleva a valorar un futuro aprovechamiento turístico mediante rutas señalizadas, espacios musealizados e incluso dar a conocer los vestigios de la Guerra Civil española en la zona mediante paneles maquetas o proyecciones audiovisuales. El auge del turismo bélico puede aportar a la comarca de Babia en concreto y a la provincia de León en general un recurso económico y dinamizador, complementario a otros y beneficioso por tanto para esta zona».

Humanidades digitales

Para la institución académica es importante destacar que este proyecto ha abordado la investigación desde el marco de las Humanidades Digitales (HD), con el fin de fortalecer una larga línea de trabajo sustentada en métodos clásicos de investigación histórica. Las herramientas digitales permiten nuevas maneras de crear conocimiento y difundirlo «por eso creemos que ha llegado el momento de incorporar herramientas tecnológicas que redunden en análisis más complejos y exhaustivos», explica Javier Rodríguez quien además considera que su empleo lleva a formular nuevas preguntas de investigación, realizar nuevos análisis, plantear otras formas de visualización y difusión de los resultados».

Una investigación de la ULE registra 60 trincheras de la Guerra Civil en Babia

El DIARIO DE LEÓN

22/05/2020

Una investigación de la ULE registra 60 trincheras de la Guerra Civil en Babia

El Grupo de Investigación Historia y Memoria Contemporánea (Hismecon) de la ULE ha realizado un proyecto de investigación –financiado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León- sobre las estructuras militares de la Guerra Civil en la comarca de Babia, que ha posibilitado inventariar 60 fortificaciones o trincheras a través de un equipo multidisciplinar dirigido por el profesor Javier Rodríguez, del Departamento de Historia de la ULE, y bajo el prisma de las humanidades digitales.

‘Fortificaciones de la Guerra Civil en la provincia de León’ es el título del proyecto cuyos resultados obtenidos son novedosos para el estudio de la Guerra Civil, ya que contribuye a un mayor conocimiento del conflicto y aporta datos inéditos de cara a la conservación y puesta en valor del patrimonio bélico de la provincia de León. La colaboración de humanistas, documentalistas y profesionales de la edición electrónica, la informática y la cartografía deja constancia, a través de esta investigación, de la apertura a una nueva manera de crear conocimiento y divulgarlo bajo el prisma de las Humanidades Digitales (HD).

En el desarrollo de este proyecto se ha realizado una prospección del área de estudio para localizar las estructuras militares de la Guerra Civil, posteriormente el Servicio de Cartografía de la ULE procedió a la topografía de los enclaves documentados más relevantes, y gracias a utilización de drones se obtuvieron  fotografías cenitales y vídeos de las fortificaciones. Además, el equipo diseñó dos bases de datos interrelacionadas que permiten el almacenamiento y gestión de la información que aglutina con detalle aspectos descriptivos, cronológicos y de geolocalización, incorporando mapas, fotografías, ortofotografías, fotografías aéreas y vídeos.

Recurso económico y dinamizador

El director de este proyecto de investigación detalla que entre 1936 y 1939 existió un frente de guerra a lo largo de la franja septentrional de la provincia de León desde julio de 1936 hasta octubre de 1937, cuando el bando sublevado obtuvo la victoria definitiva en la cornisa cantábrica con la ocupación de Asturias. “En ese período, tanto franquistas como republicanos desarrollaron distintos trabajos de acondicionamiento de puntos dominantes del territorio con objetivos militares, y actualmente subsisten vestigios de la mayor parte de estas construcciones. El estudio recoge un inventario de fortificaciones que pone en valor el patrimonio bélico de la comarca de Babia”.

En esta investigación han participado Eloy Algorri, Doctor en Patrimonio, María Luisa Alvite, Área de Biblioteconomía y Documentación, Leticia Barrionuevo, Biblioteca, José Luis García, Beatriz García, Área de Historia Contemporánea, Javier Llamazares, Paloma Morán, Javier Revilla, Área de Historia Contemporánea, Ignacio Prieto, Sergio Peña, Miguel Álvarez, Cartografía, Ana Cristina Rodríguez, Doctoranda, y Armando Ruiz, Departamento de Historia.

Gracias a la composición multidisciplinar del grupo de investigadores, a la rigurosidad en el trabajo desarrollado y a la financiación otorgada por la Junta de Castilla y León, los miembros de Hismecon (Historia y Memoria Contemporánea) han podido desarrollar esta investigación, cuyo contenido forma parte de un estudio científico más amplio de las estructuras militares de la Guerra Civil en la provincia de León.

Javier Rodríguez considera que esta investigación no solo aporta un mayor y mejor conocimiento histórico del desarrollo de la Guerra Civil, sino que además influye “en la conservación de los restos patrimoniales y en una puesta en valor del turismo arqueológico y militar, convirtiéndolo en un elemento de desarrollo provincial de primer orden”. En este sentido, la documentación de bienes inmuebles (casetas, trincheras, galerías…), de bienes muebles (munición y elementos recogidos en superficie), y bienes inmateriales como la existencia de testimonios orales hacen necesario profundizar en el estudio interdisciplinar del Frente Norte. “la recopilación de este conjunto patrimonial –mantiene Javier Rodríguez- lleva a valorar un futuro aprovechamiento turístico mediante rutas señalizadas, espacios musealizados e incluso dar a conocer los vestigios de la Guerra Civil española en la zona mediante paneles maquetas o proyecciones audiovisuales. El auge del turismo bélico puede aportar a la comarca de Babia en concreto y a la provincia de León en general un recurso económico y dinamizador, complementario a otros y beneficioso por tanto para esta zona”.

El factor exponencial de las humanidades digitales

Es importante destacar que en este proyecto se ha abordado la investigación desde el marco de las Humanidades Digitales (HD), con el fin de fortalecer una larga línea de trabajo sustentada en métodos clásicos de investigación histórica. Las herramientas digitales permiten nuevas maneras de crear conocimiento y difundirlo “por eso creemos que ha llegado el momento de incorporar herramientas tecnológicas que redunden en análisis más complejos y exhaustivos”, explica Javier Rodríguez quien además considera que su empleo lleva a formular nuevas preguntas de investigación, realizar nuevos análisis, plantear otras formas de visualización y difusión de los resultados”.

Enlace a la noticia completa

Luces y sombras de la represión franquista en un curso de la ULE

LA NUEVA CRÓNICA DE LEÓN

17/07/2019

Luces y sombras de la represión franquista en un curso de la ULE

 

El salón de plenos del Ayuntamiento de Cistierna acogerá entre los días 22 y 26 de julio una nueva edición de los habituales seminarios sobre Historia y Memoria que desde 2009 se vienen celebrando dentro del programa estival formativo de la Universidad de León (ULE). En esta ocasión, el curso titulado ‘Historia y memoria. Luces y sombras en la represión de la Dictadura Franquista’, pretende analizar los distintos aspectos de la represión franquista con el fin de contribuir al conocimiento histórico de acuerdo con las perspectivas que ofrece la investigación historiográfica actual.

El seminario se compone de 30 horas y está dirigido a estudiantes, profesionales de educación y abierto a la participación de cualquier persona interesada en el tema propuesto. Bajo la dirección de Javier Rodríguez González, profesor de la facultad de Filosofía y Letras de la ULE, y con la intervención de investigadores, historiadores y otros especialistas, se analizará el periodo histórico con ponencias dedicadas a los aspectos más relevantes que configuraron dicha etapa.

Las ocho ediciones anteriores han tratado temas como la España de los años cuarenta, cincuenta y sesenta, la Transición española, o las luces y las sombras en el proceso democrático español. Un amplio espectro temático que avala la celebración de este nuevo monográfico «sobre todo por la repercusión que siempre han tenido en la sociedad», señalan desde la dirección del curso. Respaldado por el interés del Ayuntamiento de Cistierna en desarrollar actividades relacionadas con la temática de Historia y Memoria, el curso tiene vocación de continuidad.

En las ponencias que integran el programa se realizará un recorrido por algunos temas como los maquis y la represión franquista en los años 40, conservadores represaliados por el franquismo, la iglesia perseguida por Franco, la represión ideológica, moral y de conducta sobre el género femenino durante el primer franquismo, y las humanidades digitales para visibilizar la investigación histórica. Aspectos que serán tratados por los historiadores Secundino Serrano, Javier Revilla, Enrique Berzal de la Rosa, y Ana Cristina Rodríguez, entre otros.

Los participantes en el curso podrán convalidar 1,5 crédito ECTS de libre configuración curricular. El precio de la matrícula es de 55 euros, tasa que se rebaja a 35 euros para estudiantes, desempleados y empadronados en Cistierna.

Enlace a la noticia completa

Curso estival en la ULE que reflexionará sobre las luces y sombras de la represión franquista

LEONOTICIAS

16/07/2019

Curso estival en la ULE que reflexionará sobre las luces y sombras de la represión franquista

 

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cistierna acogerá entre los días 22 y 26 de julio una nueva edición de los habituales seminarios sobre Historia y Memoria que desde 2009 se vienen celebrando dentro del programa estival formativo de la Universidad de León (ULE). En esta ocasión, el curso titulado ‘Historia y memoria. Luces y sombras en la represión de la Dictadura Franquista’, pretende analizar los distintos aspectos de la represión franquista con el fin de contribuir al conocimiento histórico de acuerdo con las perspectivas que ofrece la investigación historiográfica actual.

El seminario se compone de 30 horas y está dirigido a estudiantes, profesionales de la educación y abierto a la participación de cualquier persona interesada en el tema propuesto. Bajo la dirección de Javier Rodríguez González, profesor de la facultad de Filosofía y Letras de la ULE, y con la intervención de investigadores, historiadores y otros especialistas, se analizará el periodo histórico con ponencias dedicadas a los aspectos más relevantes que configuraron dicha etapa.

Las ocho ediciones anteriores han tratado temas como la España de los años cuarenta, cincuenta y sesenta, la Transición española, o las luces y las sombras en el proceso democrático español. Un amplio espectro temático que avala la celebración de este nuevo monográfico «sobre todo por la repercusión que siempre han tenido en la sociedad», señalan desde la dirección del curso. Respaldado por el interés del Ayuntamiento de Cistierna en desarrollar actividades relacionadas con la temática de Historia y Memoria, el curso tiene vocación de continuidad.

En las ponencias que integran el programa se realizará un recorrido por algunos temas como la el maquis y la represión franquista en los años 40, conservadores represaliados por el franquismo, la iglesia perseguida por Franco, la represión ideológica, moral y de conducta sobre el género femenino durante el primer franquismo, y las humanidades digitales para visibilizar la investigación histórica. Aspectos que serán tratados por los historiadores Secundino Serrano, Javier Revilla, Enrique Berzal de la Rosa, y Ana Cristina Rodríguez, entre otros.

Enlace a la noticia completa